Fútbol burbuja para todos

El deporte de moda derivado a su vez del deporte rey tuvo su primera aparición hace unos 7 años en una programa de televisión noruego llamado Golden Goal. Su impacto en la población tuvo un gran éxito, siempre su expansión a los campos de césped de fútbol muy rápida.

Y claro cuando una cosa gusta, la difusión es muy rápida.

Pronto fueron otros países los que se hicieron eco de la nueva moda metido dentro de una esfera de PVC y se empezó a comercializar bastante bien.

Poco a poco se han ido creando ligas y diferentes categorías en países de Europa. En Estados Unidos son ya más de 17 ligas organizadas en torno al fútbol burbuja.

En España tuvo su punto de inclusión hace tan solo 3 años, en 2014.

Hasta entonces era todo un desconocido para la mayoría de la población siendo las únicas burbujas que conocíamos las de los envoltorios de los aparatos eléctricos y las burbujas de jabón.

Pero nada relacionado con el deporte.

Hoy en día es todo un reclamo en las grandes ciudades para grupos de amigos e incluso empresas, las cuáles cada vez más solicitan disfrutar de un partido lleno de volteretas y caídas sin riesgo de lesión para sus empleados.

En España ya existe la asociación nacional de Fútbol Burbuja (ANFB), ocasionada en parte por el gran impacto ya cogida que éste deporte ha tenido entre los jóvenes y no tan jóvenes.

Una asociación que intenta aglutinar diferentes equipos y divisiones con el fin de unificar una liga donde poder profesionalizar el deporte de la burbuja, o como se denomina en anglosajón, “football bubble”.

Otra denominación del juego es “Zorb Bubble”.

Como dato diremos que la burbuja recibe un nombre técnico entre los seguidores de éste deporte, y es Bumperz, siendo el diámetro medio de este tipo de bolas de 1,5 a 1,7 metros.

La fabricación de éstas bolas puede se de PVC o TPU transparente.

Y es que no solamente se trata de un juego, que también, ya que la práctica de éste deporte requiere de un nivel físico adecuado.

Una vez dentro de la burbuja, sentiremos que nuestro cuerpo expulsa adrenalina y necesita de físico para poder moverse y aguantar las envestidas de los demás jugadores. Sin duda un buen vientre siempre nos será de gran ayuda para colocarnos de manera firme sobre el campo una vez hayamos sido volteados por nuestros rivales.